martes, 13 de marzo de 2012

Carta a mi nuevo amigo. Inspirada en un hombre (un texto lleno de "porques")

Hablamos casi dos horas y déjame decirte que fue una de las mejores conversaciones que haya tenido con un chico, te parecerá chistoso porque la mayoría del tiempo hablé yo. No me importa cuántas visitas tenga esta entrada, me importa que la leas tú. Se que lees mi blog y como siempre digo: este blog es mío, mío y de nadie más.


¿Cómo explicar qué fue lo que hizo que hoy hablemos tanto? Ni tú ni yo lo sabemos. Todo lo que te dije fue cierto: estoy enamorada de tu arte, de tus ideas y de tu nobleza. No entiendo por qué te pusiste mariquita cuando te lo dije, no entiendo por qué estar enamorada de las ideas de alguien hace que la otra persona no sepa qué hacer. 
Esta carta es para ti, amigo. Porque me levanté en la madrugada a escribirla porque no podía dormir pensando en la razón por la cual te tengo tanto cariño. Puede ser que me vea reflejada en ti, solo que en versión hombre y porque escuchar tus sueños despertó los míos. 


Quiero que sepas que en mi vida mis amigos son lo primero y están arriba de la familia porque cada miembro de mi familia es un amigo mío- y entre mis amigos los que están primero son los de mi familia- cada uno no solo se ha ganado mi amistad; que está implícita por medio de acuerdos sociales, sino el respeto. Hoy tú te ganaste mi respeto, porque no hay nada en la conducta de un hombre que me parezca más respetable como cuando se muestra confuso, en tus propias palabras: "me siento un niño, me siento vulnerable. Disculpa"   NO TIENES QUE DISCULPARTE DE NADA, porque me mostraste un matiz de tu persona, nada más. Porque así como agradeciste mis palabras, yo te agradezco el confiar en mí.


Porque sé que por más flores que te tire, no vas a recoger ninguna. Y eso habla de la seguridad escondida que hay en toda esa aparente inseguridad que usas por encima. Inseguros son esos a quienes toda la vida los felicitaron por todo, a quienes siempre les decían lo bien que se portaban, los que sienten que no tienen deudas con nadie y que jamás pedirán disculpas si ofenden a otros, ellos siempre tienen miedo de fracasar, de equivocarse y de ser humildes. Los demás tenemos el derecho a equivocarnos sin sentir culpa. Porque lo "mío" que te conté queda contigo y lo "tuyo" que me contaste queda conmigo.


Porque en cada letra que escribes, en cada melodía que creas, en las veces que les das vida con tu voz tenue, yo siento que vuelo. Siento que no lo haces para complacer a nadie, siento que tu libertad está en esos minutos de música, por eso es bonito escucharla porque me regalas esa sensación de salir de la jaula como los pájaros del parque de las leyendas, como cuando quieres dejar la U, como cuando quieres mandar todo a la mierda, como cuando volteas la mirada para despedirte de Tacna y ves a tus viejos con sus ojitos arrugados a punto de botar una lágrima, así se siente escucharte. Por eso antes de que seamos amigos siempre te pedía que cantes (y lo seguiré haciendo) porque el arte más sincero (para mí) es el que se crea con las heridas abiertas, es el que se crea así: vulnerable, niño, miedoso como te sientes ahora. Porque cuando estás triste escribes pena, cuando pierdes escribes destierro, cuando estás alegre escribes risa, cuando estás enamorado compones amor y todo eso en tu música ES VIDA. 


Ya te dije que es un lujo sentirse así porque la mayoría de personas se levanta sabiendo qué va a hacer hoy, eventualmente tendrás que encontrar qué hacer con tu vida, pero tienes que equivocarte para saber qué es lo correcto. Te quiero mucho, amigo. Y ayer te prometí que hoy día será mejor pero tienes que agarrarte esa bolas y mandarlas lejos, para desahuevarte. Te prometí que cumplir los sueños es fácil y lo es, así suene cliché, tienes todo para lograrlo, tienes lo más importante. Lo demás: ES JODER. Te prometo contestar tus llamadas a cualquier hora, como hoy, porque me gusta escucharte, porque hablar contigo hace que este mundo sea un lugar más bonito para vivir, porque haces que después de colgar vea el lado humano del mundo. Y puedo seguir lanzándote flores y no vas a recoger ninguna y me vas a decir soy imperfecto y yo voy a sonreír porque lo dices con un tono genuino, porque a diferencia de otros hombres no dices lo "cagado que estás" para que yo te diga: "NO NADA QUE VER" y te repita lo bueno que eres con el fin de inflar tu ego. 


Te prometo ser leal, como lo soy con todos mis amigos, te prometo no darte la razón siempre y abrazarte mucho cuando te vea, como lo hago con mis amigos. A cambio tú tienes que prometerme: que vas a cumplir lo que hoy sueñas y en caso que para lograrlo tengas que obligarte a hacer cosas que no quieres siempre en tu cabeza vas a repetir QUIERO SER MÚSICO, porque puedes callar a todos con la voz que tienes dentro, pero no puedes permitir que  esa voz sea callada por todos,  porque callar nuestros sueños es cometer un terrorismo personal. Quiero que me prometas que vas a regresar al nido solo después de haber volado y por último prométeme de que en caso no podamos hablar y estés locazo, vas a leer esto MIL VECES, si es así:  a partir de hoy y para siempre tienes mi amistad. 

3 comentarios:

  1. Que encantador post, de hecho que le va a encantar... dice cosas de corazón y se sienten sinceras :)

    ResponderEliminar
  2. que linda carta noe t felicito leyendot a cualquiera le dan ganas de escribir amiga... un besito...anita soto

    ResponderEliminar
  3. SER AMIGO ES MAS QUE PORQUÉS....Y COMPRENDER MAS ALLÁ DE LA RAZÓN, ES ESCUCHAR AL CORAZÓN Y AL ALMA......ES DECIRLE LO BUENO Y LO MALO SIN MENTIR.....POR QUE EL AMIGO ES EL HERMANO QUE ESCOGIÓ EN ESTE CAMINO.....NO ES IMPUESTO...MUY CONMOVEDORA LA CARTA....

    ResponderEliminar

Sigue a HEMBRA LAND por tu correo