jueves, 13 de diciembre de 2012

De fieras solo nacen Leonas

Era de noche, estaba oscuro todo.
Los primeros besos de la adolescencia, apasionados y vírgenes como todo lo virgen que puede haber en una mujer iban encendiendo la piel canela que parecía que en algún momento explotaría en llamaradas causadas por frotamientos epidérmicos. Él había logrado enseñarme a ser atrevida, cuando ya lo era, pero curiosa en exceso.

Un colegio de monjas no es el mejor lugar para aprender una de las materias innatas en el ser humano como lo es la sexualidad; allí te enseñan la reproducción por medio de videos en donde el óvulo es la caricatura de una señora rosada y gorda y los espermatozoides unos flacos, blancos y cabezones, cuyo líder-si no me equivoco- usa un casco militar.
Sin responsabilizarlas de mi entonces ignorancia sexual y con el respeto y amor que les guardo a las monjitas; artesanas de ostias riquísimas que regalaban a la salida del colegio, en realidad no eran ostias porque no tenían la forma redonda ni estaban benditas, eran sobras de los moldes que si untabas con un poco de mermelada de fresa o manjar te hacían ver el cielo cuando estabas en la cocina de tu casa; digo que el cole no fue el mejor lugar donde desasnarme sexualmente, y cómo no, si andábamos rodeadas de hembras por todos lados y de todas las edades. En este momento pienso lo  rico que es comer la materia sagrada acompañada del dulce placer hecho de frutas.

Por eso quizá mis ganas de huronear lo santo con lo dulce.
Entre besos, abrazos, apretones, mordidas torpes, piel, calor, vellos, pelos, ojos negros clavándose, narices rosándose, botones, telas, algodón y saliva y carne, como canela y leche cocinándose a leña; así iba a presenciar por primera vez lo que él poseía, que yo no tenía y que en el colegio parroquial jamás me enseñaron.


Estábamos en el primer piso del edificio, un portón grande y negro adornado en la parte superior con delgadas rejas, era la entrada principal que le seguía a dos ridículas graditas rojas como todo el piso de la entrada, del pasadizo y de las escaleras; para nosotros era una muralla protectora de chismosos y mirones, que hubiésemos encontrado practicando lo mismo en algún parque.
En la entrada había un huequito que arquitectonicamente fungía de hogar, donde jugábamos a ser grandes.
¿Viste que cuando estás emocionada todo sonido es una música de fondo? Así, los carros y las personas que estaban al otro lado de nuestra muralla eran trovadores urbanos, nada más.
Entre besos un sonido inusual de metales pinchó nuestra burbuja de húmedo romance. Metales que chocando eran cristales que sonaban como campanitas en esa sinfónica que habíamos construido los dos en nuestro silencio. Aguanta-pensé, mientras él me mordía los labios, yo abría los ojos como si saliera de un sueño y mi sentido auditivo se agudizaba- esas son llaves, no malditas campanas de Walt Disney. Son llaves y una está entrando en la chapa (como él hubiese querido esa noche, por primera vez, entrar en mí) y está girando y él está con el pantalón a media caña y su casaca está en el piso y yo estoy roja y mis labios están hinchados y le digo "tu pantalón, ciérral..." Se abrió el portón.
Mi madre. No, "ay, mi madre".

Mamá, no es lo que estabas pensando. No lo botes, no jales así su camisa, no pongas tus manos en su cabeza, no agarres su pelo como si fuera un waipe que vas a arrastrar para limpiar la mancha de lo que iba a ser nuestro "pecado" ¿Qué haces? ¿Mamá, lo estás pateando? Menos mal que en tu trabajo prohíben las uñas largas, de lo contrario su cara hubiese quedado lista para jugar michi y en vez de uniforme turquesa debiste haberte vestido de gris y usar borceguís. Mamá, eres el régimen militar del amor.

Penoso todo, oscuro todo, salvo las pupilas dilatadas de ella. La Velasco Alvarado de Tacna que imponía la reforma arrecharía, así vi a mi madre ese día.
Mis noches largas me las pasaba escuchando que él tiraba piedritas a la ventana de mi cuarto, yo salía a verlo, nos mirábamos un buen rato hasta que terminábamos de conversar con los ojos y luego, sin decir una palabra, cerraba la ventana y lo veía marcharse. Me iba a llorar y a no poder dormir en la cama, ni en el piso, ni en mi baño, incluso cuando dormía soñaba que sufría por él y con él . Yo creía y yo sentía que él era el amor de mi vida. Lo extrañaba tanto y mi vida todos los días sonaba a la voz de Paloma San Basilio y tenía la intención de vivir cantando por los siglos de los siglos esa melodía.

Te extraño, como se extrañan las noches sin estrellas. Como se extrañan las mañanas bellas, no estar contigo por Dios que me hace daño.Te extraño, cuando camino, cuando lloro, cuando río, cuando el solo brilla,  cuando hace mucho frío, porque te siento como algo muy mío. Te extraño como los árboles extrañan el otoño en esas noches que no concilio el sueño, no te imaginas amor como te extraño, te extraño en cada paso me siento solitario, cada momento que estoy viviendo a diario me estoy muriendo amor porque te extraño.

                                                                        *                       *                     *

Así me puse a pensar un día que me preguntaba qué es para mí
.el amor
.Lo encontré 
Tenía 5 o 6 años.
Ella estaba echada en la cama grande, donde en las noches dormía con mi papá.
Su bata siempre la recuerdo blanca y a ella limpia, hasta cuando no se baña huele a sudor dulce. Su sonrisa infla sus pómulos como si hubiesen sido besados por botones de flores que se abren a los primeros rayos del sol en primavera.
De noche o de día, todo ocurría tras una de las guardias de mi papá. Si era de día las tres estábamos echadas a punto de levantarnos y si era de noche las tres estábamos echadas a punto de dormir.
Mamá, lo asustamos?
Ya yayayaya, hay que meternos debajo de las sábanas.
Entraba el negro alharacoso, metiendo bulla como siempre.
Calladitas, aguantábamos la risa. Él entraba y saltábamos a abrazarlo. Se miraban enamorados, estoy segura de que ahora se aman más.

Hospital Hipólito Unanue-Tacna. La U.C.I en mi época estaba en el
cuarto piso, luego del terremoto no sé dónde está.

Las guardias fueron parte de mi niñez y las supe entender y las aprendí a aceptar como parte de mi vida. Era entretenido dormir en la Unidad de Cuidados Intensivos (U.C.I) con la tentación de subir a uno de los viejos ascensores para descender a la morgue. Qué paja debe ser la morgue- pensaba mientras me acomodaba en una de esas camas grandes de pacientes-se lo contaría a mis amigas y se lo escondería a mis papás.
Mi mamá se turnaba entre sus pacientes y yo, alguna de sus amigas me venía a ver de rato en rato, sobre todo algunas técnicas nuevas que querían mucho a mi mami. Todo estaba bien, salvo que no debía tomar mucha agua de noche, ya que le tenía tremendo miedo al baño del hospital, sobre todo por esa forma de "chata" que tenía el water, además el material  tan frío hacía que se me congele el poto.

Cuando ella regresaba de trabajar a medio tiempo, esos son turnos, pobre mi mamita, llegaba muerta  y pía con su uniforme tiza, oliendo a desinfectante y medicinas y alcohol y todas esas cosas que tiñen a la piel de color marrón lista para ser inyectada. Mi hermana menor, por eso siempre será mi hermanita dicho con todo el amor,  y yo le rogábamos que vaya a nuestro cuarto, pero su cansancio la postraba automáticamente en su cama.
Para los niños nada es imposible, así que no importaba el cansancio.
Mami, un cuento.
Y empezaba un popurri. Encima mi mamá preguntaba cuál quieren, daba igual si le decíamos Blancanieves o la Cenicienta.
Había una vez una niña que... -¡mamá!- ah? la niña tenía tres chanchitos y se fue al bosque, ahí el leñador entró a la casa de la bruja y se comió la manzana envenenada- ¿y el príncipe mamá? - se fue a la casa de Rapunsel.
Solo nos reíamos, en realidad era como si dijéramos: mami, suéltate un chiste pues.
Es por eso que no creo en los príncipes azules, gracias mamá. En serio. Si los príncipes azules existen, entonces también nos deberían contar que la bella durmiente se manejaba un tufazo cuando despertó, además tenía escaras en el cuerpo de tanto estar reposada en cama, así como los pacientes de la U.C.I.
Gracias, mamá. Porque en navidades nunca me regalaste muñecas cojudonas, siempre elegías junto con mi papá: legos, juegos de mesa, instrumentos de magia, ajedrez y damas, rompecabezas, raquetas de playa, toallas, baldes y rastrillos de arena, sandalias y cosas útiles. Igual sabías que mis muñecas terminarían olvidadas en alguna esquina del cuarto con el pelo chamuscado. El playgo y el atari (o como se escriba)siempre fueron lo máximo. Esos juegos me enseñaron a construir en vez de pensar que debo cuidar a un bebé cuando en realidad las niñas deberían disfrutar de su infancia.
Mamá, gracias por enseñarme el valor de las cosas materiales. Gracias por haberme dicho: Hoy no se puede o "te lo compro, pero lo cuidas, Noelia" abriendo bien los ojos con el iris flechándome, hasta ahora así me hablas, esa mirada domó mi alma de caballo chúcaro. Gracias infinitas. Ahora puedo aceptar las negativas y las críticas por tus "no".

Ya estábamos grandes, yo tenía 10 u 11. No sé cómo, pero en mi casa se mencionaba continuamente un viaje, un curso, una ciudad y un país: Santiago de Chile en Chile (en dónde más, po).
Mi papá se iba un año enterito a hacer un curso, todos ya teníamos un acuerdo tácito de que era en pro de la familia y que pronto hablaríamos de esto en pretérito.
Santiago de Chile
Así sucedió y un año enterito ella también fue padre, regia y recia como ella sola, carajo. Con sus crías de arriba a abajo. Seguía chambeando duro, renegando más que nunca y amándonos como tesoros, como oro negro en realidad. (Já) En ese año, con todo lo bella e inteligente que era (y es) jamás coqueteó con nadie, yo no tuve nunca un "tío" misterioso (como suelen decirle a los amantes) que venga de visita, que baje a la playa con nosotras, que la llame, que la recoja de la casa y la deje. Jamás.
Gracias, mamá por enseñarme a ser una mujer fiel a mi pareja, pero sobre todo gracias por serle fiel a tus convicciones. 

Algunas tardes de esas en las que hay que "estirar la plata como chicle" (una de las frases de mi madre como  "ni tan cerca que queme al santo, ni tan lejos que no lo alumbre" o "zarna con gusto no pica"y "vergüenza se tiene de mentir, de robar y de matar"esta última luego se convertiría en una de las bases de mi filosofía de vida ya que más adelante entendería que matar no solo se aplica a los seres vivos, la confianza también se mata y por eso en  mi adolescencia pude sentir esa vergüenza de la que ella me hablaba cuando era niña. Perdón, mamá).
Íbamos las tres  a una chacrita cerca de mi colegio, por ahí había un parque que te botaba a una pistita que más parecía trocha que llegaba a un portón, no me acuerdo el color, sólo me acuerdo de vacas que eran llamadas por sus nombres, ellas obedientes acudían a su dueño. El olor a leche caliente, casi a nata, el sonido del chisguete blanco que salía de las ubres y chocaba en recipientes a veces de plástico y otras de metal, el olor a tierra húmeda, a caca de vaca;  cómo me gustan esos olores, me hacen recordar mi niñez y el amor fecundo de mi madre. Ella hizo que ningún olor sea malo, si éste evocaba el mejor recuerdo.
Esa hermosa mujer allí estaba viviendo, salida como de un cuadro impresionista con sus dos hijas de la mano y nosotras sosteniendo la leche calientita en bolsas de plástico transparentes o rosadas.
Gracias por cuidarnos, porque a pesar de que estabas sin tu esposo y cansada nos llevabas a ver vacas y oler caca de chacra. Mamá, gracias por enseñarme el mundo, porque ahora acepto el concepto de "los otros" a pesar de que estoy en una Universidad "pituca" donde alguno de ellos cree que son el centro del universo. Me enseñaste que los tontos no son los que no estudian, sino los que creen en una sola realidad.


,Y luego de llamar a mis antiguos recuerdos 
después de haberme preguntado qué es el amor
.me di cuenta de que tú eres todo lo que representa amar










miércoles, 28 de noviembre de 2012

DE RELIGIÓN, TOROS Y TETAS - parte1




Primero.Esta entrada va dedicada a Scarlet, la quinesióloga radial, quien me ayudó a recuperar mi cuenta. Gracias, Ariana.

Bueno le agradezco porque, cómo me acuerdo, carijo, desde el 10 de noviembre me empezaron a picar los dedos por escribir. 

Ya todos los que leen el blog, saben que soy pro calateo femenino, de lengua, sexo y miembros. Sin embargo, no está demás decirlo, porque hoy hablaré un poco de tetas, sangre y toros, no sé en qué momento.


Ese día 8,9 o 10 de noviembre colgué una foto en el muro de mi feisbuc donde se veía a mujeres peruanas marchando por calles limeñas disfrazadas de "putas".  Este movimiento se hace llamar "La marcha de las putas"  donde P.U.T.A.S son las siglas de "Por Una Transformación Auténtica de la Sociedad" y nace a raíz de una babosada bien dicha, como ninguna otra, por un policía en Toronto-Canadá. El sujeto se llama Michael Sanguinetti y en un seminario de seguridad, este corto de cerebro, dijo que si las mujeres no quieren ser víctimas de violación o acoso sexual "no deberían vestirse como putas".


La idea anterior tiene una base real que se repite alrededor del mundo hacia las mujeres y mire señor "Sanguinetti  don huevas caído del palto", esto es lo que sucede en otras partes del mundo: los derechos de las mujeres que ejercen la prostitución, como oficio y no con siglas, son pisoteados por la ley. Según un documental acerca de las problemáticas del mundo de la prostitución, en las zonas de Europa donde la venta del cuerpo no es legal, cuando una prostituta es violada y se identifica a los culpables, no existe castigo pues se duda del concepto si de verdad una prostituta puede ser violada. Lo mismo ocurre en Las Vegas, las prostitutas son violadas, golpeadas y hasta las encuentran muertas. Como la ley va de la mano con la inteligencia y lógica del género masculino, sin dejar de lado su cerebro moldeado por machismo, es comprensible que solo sepan de las vaginas que por ahí entra un pene y salga un niño.
Resalto que la palabra disfraz, según wiki, es una vestimenta u ornamenta diseñada con el propósito de distraer o llamar la atención con fines artísticos, religiosos, promocionales o de otro género; una persona puede disfrazarse para representar un personaje real o ficticio

BANG! información deliciosa que se prestaba para una entrada. Tenía un tema!!!, pero...

No podía escribir en el blog, mi cuenta estaba desviada...

Antes de esto ocurrió algo muy raro, para variar estaba viajando, esta vez no en Cruz del Sur, me tocó Civa, fue una especie de canje, lo contaré en otra entrada mientras me pongo al día. Me dirigía a Tacna y todo el camino evité pensar el motivo por el cual viajaba, sólo porque quería evitar mojarme la cara, si le soltaba un poco al lacrimal se iba a desatar un llanto que duraría las casi 21 hrs de camino hacia mi pequeña y nada verde, pero querida ciudad. 
Mi carro salió a las 6:40pm de Lima para llegar a Tacna casi a las 3:00pm del día siguiente. Esa mañana no me desperté por el frío usual que pasa a través de los tremendos vidrios del carro, no. 
5:50 am, la voz de una mujer vieja: "Padre nuestro, ayúdame. No me dejes sola, protégeme,Dios mío. Tú sabes lo que estoy pasando". Ahora métele un octavo de llanto con unos gemiditos; "Dios mio, salvador, ayúuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuudame, ampáreme". Ahora vamos con un poco de grito y unos cuantos mocos: "Salmo, no sé qué versículo no sé cuántos, según tu apóstol el reino de los cielos y los ángeles, ayyyyyyyy Señor, ayúuuuuuudame" Ahora viene el clímax de llanto y la voz reventando como si en el bus se estuviese pactando un contrato con el apocalipsis y gritando sin pasar saliva,  la señora de los pelos parados y cachetes caídos dijo: "SEÑOR TÚ ERES JUSTO, NO DEJES DESCANSAR A ESA PERSONA, HAZLO PAGAR. NO LO DEJES TRANQUILO, PERSÍGUELO. SEÑORHASQUESEBASTIAN NOPUEDADORMIRENPAZ YCASTÍGALOHASTAQUE..."


Ah, carajo, estuvo bueno su speech al estilo de La Ilíada, pero ¿pedirle a Dios que castigue al tal Sebastián, que encima tiene nombre de bueno el pobre? No joda, tía fanática.
Con los ojos cerrados y todavía entre sueños le dije: "Señora, ya cállese por favor" -"Pero, tú no sabes lo que estoy pasando"- me dijo llorando.  Yo por dentro mío: "Usted, tampoco. Uno de los seres más buenos y más perfectos está a punto de morirse y por eso estoy viajando, por qué en vez de pedir por el castigo eterno del buen Sebastián, no pide por mi perro, que ni sé cómo estará", sin embargo sólo le dije: "Lamento lo que le esté pasando, pero todos te- DIOOOOOSSSS MÍOOOO- me interrumpió ella, seguí: "señora, todos tenemos problemas pero no está bien que se ponga a hacer la bulla de la vida en un lugar donde todos estamos descansando, todos miran a Noelia con cara de hijita debes ser hereje seguro. "Es una falta de respeto"- afirmo como si en clase de primaria dijera delante de toda la mocosada que 3+2=8, "Si sigue, yo también me voy a poner a gritar cualquier cosa"- digo, ya más asada. Todos me miran en el primer piso del bus misio con cara de rezar para pedir por el mal de los demás no es cualquier cosa, hijta. 




Llegué.
En Tacna sufrí.
Aprendí que lo que nos hace libres es la vida misma y que cuando mueres, otros se quedan esclavos de tu recuerdo.
Regresé a Lima a no querer vivir.




¿Cómo no tener ganas de vivir, sin tener la tele al frente? Imposible. Es parte de todo el ritual.
Así que, una de las mañanas que falté a clase, mirando embobadita la tele, sintonicé a mi querido Beto Ortíz, tiene los huevos bien puestos, me cae bien, que comentaba el resultado de un debate que se trasmitió por el mismo canal en el programa de Lúcar. Al lado estaba el descomunal  Philip Butters, debo confesar que en algún momento de mi vida ese señor "me ponía" las hormonas revueltas, hay testigos de que esto salió de mi boca un día de colegio.


Si quieres leer la segunda parte de esta historia bloggera, anda viendo este video, aquí la entrevista que vi junto con mi depresión.





domingo, 21 de octubre de 2012

Corazoncito mar

Hoy día mi corazón está roto. 

Tiembla y es tan violento.

Quiero describirlo y no puedo, porque ha pasado el tiempo y todavía, cuando estoy libre, trato de descifrar qué es lo que sucedió. 

Mi corazón está roto y lo extraño.


Por alguna extraña razón encontré esta foto cuando buscaba la palabra "mar", es linda y la puse ! :D


Me acuerdo cuando me hablaba, cuando me echaba en la cama y conversábamos, cuando me acompañaba por las noches a la playa mientras tendía una colcha vieja en "el Toro" y solo era el cielo con mil puntos brillantes, las olas, mi corazón y yo.
¿Por qué para hacerte fuerte tienes que sufrir?

Llega un momento en el que crees haber cerrado tus círculos de la vida, no tienes deudas con nadie, te sientes libre, pero de pronto del pasado reaparece alguien que estaba olvidado, como ese regalo que recibiste cuando eras niño y que encuentras un día limpiando tu cuarto, llegó a ti sin haberlo buscado, así como la primera carta que te regalaron y la tenías refundida y sale cuando quieres botar todos esos papelitos inservibles.



¿Vale la pena un minuto de felicidad por días de confusión? Vale, porque ese minuto lo paso contigo.
En este momento le estoy tapando la boca con una almohada a mi corazón, se que mi corazón no tiene boca, es como que mi axila tenga una mano o algo así, pero no se de otra forma para decir que algo me está hablando y que otra vez no quiero escuchar. Porque contigo vale la pena un minuto de felicidad.


Me acuerdo cuando miraba por mi ventana en las madrugadas que no podía dormir y me preguntaba si tú pensabas en mí, si tú también sentías una presencia calientita que se acostaba al lado tuyo. 
Cuando repetía tu nombre algo fresco me tocaba la cara y moría por sentarme una vez más contigo a compartir un cigarrillo y esperar que amanezca mientras tiritábamos de frío, quería revivir todo: lo malo y lo bueno, porque hasta lo malos momentos fueron buenos e intensos, fueron mis mejores malos momentos y estuviste ahí conmigo, sintiendo que no sabías qué hacer con la loca que tenías al frente.
Cuando tu piel me abrigaba, cuando tus dedos largos peinaban mi pelo, cuando esos besos gritaban "te quiero" mientras jugábamos a pasar el aire de nuestras bocas. 
Cuando dejabas huellas por todas las partes curvas y protuberantes de mi cuerpo. Cuando nos despedíamos con un beso en el cachete al día siguiente y ese "ya nos vemos" se convertía en meses. Supuestamente tenemos el control de nuestras acciones, pero el amor es como jugar en los carritos chocones, te dan un timón por las huevas.

No volví a sentir eso.
Hemos pasado por peores cosas solo espero no perder para siempre la confianza, porque confiar es bien bonito, es paja no dudar. 
Para que nadie te defraude, mejor es no tener expectativas.
Pero a me gusta tener expectativas pues, es mi hobbie confiar.  Y? 
Solo espero que esta vez  no te vayas sin avisar y si lo haces que antes me digas cuanto me quieres. Porque para lo que nunca fue y nunca será lo importante es saber que pasó, porque existió. No es un cuento, es un hecho. 
No te vayas. 
No te vayas. 
No te lo voy a decir en persona, es que si te vas... ya estoy acostumbrada y si te quedas no tengo  un plan. 


viernes, 19 de octubre de 2012

Cuando no tengo a quién cantarle

Esta tarde vi llover, vi gente correr y no estabas tú.
Por estos días puedo cantar esa canción sin parar, tantas veces como para grabar un mp3 con esa letra. Y me pregunto ¿por qué la canto? sin duda la pregunta más difícil de hacer es ¿a quién coño le canto?
A veces me gustaría estar enamorada, a veces. Porque estar enamorada es una cagada, por eso escribo que a veces. No se si estoy decepcionada, creo que no. Y si lo estuviera ¿de qué sería? ¿de los hombres? o de mí por haber creído. De mí por haber escrito en mi casa varias historias con distintos protagonistas y siempre con un  final feliz, de mí por haber dejado huellas en el pasto de los parques, en las tiendas que rodean mi casa, en la Av. Salaverry mientras agarro su mano, en mi balcón mientras lo beso, en mi espejo que todavía parece que nos está mirando. Dicen que si el final no es feliz, entonces todavía no es el final. Yo se que no estoy en edad de decir que llegó el fin del amor, pero sin duda es más fácil que Perú llegue al mundial.

Si quieres encontrar a alguien, entonces SAL! Creo que yo entendí mal, porque de tanta sal ya me salé.
Extraño llorar. Botar lágrimas porque me dejó, porque lo dejé, porque lo nuestro no puede ser, porque lo amo (o creo amarlo en ese momento), llorar de risa porque dejó mi cama con pétalos de rosa, llorar porque vimos una película juntos mientras yo me acordaba de otro.
Ahora me da pena no poder llorar, me siento insensible. Si soy insensible no me debería sentir, aunque parece que mi frialdad está a flor de piel.

Qué difícil es entenderme, qué bonito es complicarse. Como le decía a una de mis mejores amigas: "De lo único que estoy 100% segura es de que estoy bien confundida".

Estoy enamorada del romance, ni siquiera del amor. Me gusta acordarme de los primeros besos, de la vez en que lo conocí - a todos-, de las palabras, de las promesas, de las peleas y de las reconciliaciones. Luego todo se desecha y nuevamente archivo recuerdos que para mí valen oro. Y después sale la princesa montada en su caballo, con el pelo negro al viento mirando nuevos territorios que conquistar, como un Quijote, solo que sin Sancho.
Dicen que si el final no es feliz, entonces todavía no es el final.
Voy a buscar molinos y a seguir cantando.



jueves, 11 de octubre de 2012

La decisión con sabor a pepa






Me gusta escuchar radio, no música. Radio con conversaciones donde priman las ideas y las opiniones de todos. La televisión como que ya se ha vuelto un chiste repetido que escuchamos todos los días, parecida a una mala canción puesta de moda.

Uno de estos días, mientras caminaba con los audífonos puestos, me topé con un programa de radio en donde dos conductores (ambos hombres) debatían si el ABORTO en casos de violación se debería aprobar o no. Los hombres no tienen potestad de hablar de eso, era la opinión de uno; contrapuesta con la posibilidad de la adopción, que daba el otro.


A ver, primero sí, efectivamente ningún hombre sobre la faz de la tierra podrá experimentar cargar con una vida de 7 a 9 meses, en eso le doy toda la razón a uno de ellos. El segundo también tiene algo de razón ya que la adopción es una posibilidad abierta.


Vamos a hablar de situaciones penosas, a veces es mejor leerlo que escucharlo o decirlo.
Para traer un hijo al mundo el principal requisito, más allá del dinero, ES EL AMOR. Antes de los derechos humanos está el derecho de concepción y no tiene nada que ver no ser planificado con haber sido concebido sin amor, nos son homólogos.







Las mujeres tenemos el derecho de elegir cuándo queremos ser madres y con quién queremos hacerlo. En caso de que el cuándo no se dé, porque las hormonas apremian muchas situaciones; el "con quién" es imperante. Hacerlo con la persona que amamos (en ese momento) es nuestra elección. Es nuestra decisión querer que nuestra pareja use condón o no- seamos, sinceros los hombres no usan condón a conciencia-, cuidarnos con pastillas es nuestra decisión y olvidar hacerlo, nuestra equivocación.

Una violación rompe el derecho a elegir el cuándo, el derecho de protección, de decidir en dónde queremos hacerlo, el derecho a decir no, una violación trasgrede el derecho de postergar, trasgrede nuestro derecho de hacer un HIJO CON AMOR así seas misia, rompe la tranquilidad mental y azota la psicología de una niña a posibles pesadillas perpetuas.






Escuché que una feminista norteamericana dijo que: "Si los hombres pudieran salir embarazados, el aborto sería un sacramento". No podemos saberlo, porque en la historia no existe un hombre que haya experimentado esto, nunca sabremos cómo sería la historia si el hombre fuera madre.




Bajo el argumento que abortar es ilegal y al mismo tiempo este acto corta una vida, osea es un asesinato, la sociedad deduce lo siguiente: "mujer que aborta es una asesina, delincuente e inescrupulosa".

No podemos decir que interrumpir un embarazo es algo que se deba celebrar y que todas las mujeres debamos alentar en pro del reconocimiento de nuestros derechos, NO. De ninguna forma creo eso, ¿pero no es suficiente con ser humillada por un o varios hombres como para que también te obliguen nuevamente a hacer algo que no quieres?

Las mujeres violadas sienten rabia, sufrimiento, dolor, cólera esto las lleva a pensar continuamente en el suicidio, que en el fondo es la impotencia de no poder matar a su abusador.

Se sabe que desde la concepción la vida que crece DENTRO DE NOSOTRAS absorbe todas las emociones. Si las autoridades eclesiásticas y políticas (lideradas por hombres) entendieran esto, si pudieran comprender CÓMO SE GESTA UNA VIDA, sabrían que un sujeto arruinó dos: la vida de esa mujer y la vida de ese futuro ciudadano.



Una violación causa que la mujer cargue con dos responsabilidades, las cuales nunca nos enseñaron en casa ni en el colegio:

.- Abortar y cargar con su conciencia por el resto de su vida y luego aprender a perdonarse mientras limpia su culpa.

o tenerlo en el vientre por nueve meses mientras siente rechazo por esa vida y odio por el padre, para luego traerlo al mundo y aceptar que también lleva media parte de ella, es decir que pueda comprender que esa criatura tiene un 50% de posibilidad a ser alguien hermoso, como ella.




Si por cualquier de las dos razones que esa mujer vaya a elegir tendrá que lidiar con la sanción social, entonces nos estamos confundiendo de debate.

Aquí la cosa no es si el aborto es legal o no, aquí el tema es que se debe TENER LA OPORTUNIDAD DE ELEGIR SIN SER SANCIONADA, quizá si el aborto no fuera penalizado ni ilegal menos mujeres lo harían ¿Acaso no se dan cuenta que les estamos dando la espalda, nuevamente a estas víctimas? como mujeres ¿no nos damos cuenta que sentenciamos a nuestro género con discursos religiosos absurdos? Si Dios considera que esto es un pecado, pues que Dios la sancione en donde corresponda, aquí en la Tierra todos estamos bajo la ley de la gravedad y ningún cura, monja, político - que son seres humanos- van a venir a juzgar como Dios a sus semejantes, ellos no son Dios.
No estoy a favor del aborto. Estoy a favor de la vida, estoy a favor de los derechos de los seres humanos. Estoy a favor de que la mujer pueda elegir entre varías opciones y que cualesquiera que opte sea apoyada y protegida.

Por último para los que dicen de forma irónica: "Todos los que hablan del aborto, nacieron" manifestando que no tenemos razón para hablar porque estamos vivos, yo les digo esto: "SI TENDRÍA LA OPORTUNIDAD DE DAR LA VIDA PARA QUE MI MADRE OLVIDE UNA VIOLACIÓN, LO HARÍA" chúpense esa mandarina, carajo!

sábado, 14 de julio de 2012

KAROLONATIVA: REVOLUCIÓN CALIENTE


Crónica


Los tres hermanos; son chiquitos Karolina, César y Edgar, están en la sala mientras la negra sabrosura de su madre contagia a sus hijos del ritmo reggae del Go Pato, de Pato Banton. En la canción muchos niños corean el go pato; y los hermanos bailan moviendo sus pequeños cuerpos y África está en la casa.
Karolina tiene 26 años posee una voz dulce, firme y ronca. Habla como una madre es directa y dispersa al mismo tiempo. Solo cuando la tienes en frente se nota su pequeña estatura, bien delgadita ella, en ese momento estoy segura que el que la conoce se pregunta cómo es posible que tremenda voz salga de esa mujer; y la respuesta está en la convicción que tiene, como base todo lo que habla.

Me habla moviendo sus brazos como si lanzara cuchillos en un espectáculo circense, su labia es la mejor forma de defenderse. Una mujer que vive en el distrito de Comas y le falta calle, tiene las de perder. Seguramente es por eso que me dio una llamada, para saber si estaba cerca y si venía acompañada, la cantante de 1.56 cm de estatura se ofreció a acompañarme. No necesité de mucha ayuda porque mientras buscaba la calle y el número me encontré con César, el hermano que le sigue a Karolina y quien  también hace rap,  más conocido por sus seres queridos y dentro de la música como Sesé, quien me explicó con señas el camino  hasta su casa.

Ella conoce su selva, porque tiene su tribu “mi tribu, es mi familia. Así les digo cuando estamos juntos en reuniones. Son mi tribu”. Vive en el segundo piso de un pequeño edificio con fachada descuidada, en la puerta hay desmonte y algunas bolsas de basura que esperan ser recogidas. Al frente hay un colegio especial y los parques que están cerca carecen de áreas verdes. La gente está jugando fulbito en las losas deportivas y afuera de las casas se ven combis vacías que reposan en el último paradero. Es un domingo calmado.
Son las 4 de la tarde, y Karolina abre la puerta automática y me grita que suba al segundo piso. En su casa, ha prendido un incienso y todo huele a flores, es agradable el olor, pero no sé de qué forma decirle que lo apague porque soy alérgica. Está sentada y espera  a que me acerque a saludarla, mientras juega con un gran televisor pantalla plana con servicio de cable e internet −“Es el nuevo juguete de mi viejo” −me comenta. Mientras busca música en youtube desde el nuevo juguete de su papá, se saca los zapatos entrelaza sus piernas y me dice “estás en tu casa, si quieres tu también sácatelos”.

Le comento que la persona que me acompañó está afuera. “No, pero hazlo entrar ¿Está cerca de una tienda?” - le afirmo. Dile por favor que me compre un yogurt de vaso, el que viene con bolitas de chocolate. Yo aquí le doy”
Estamos sentadas en la sala, su casa es tranquila de verdad que, aparte del olor a incienso, se respira amor en esa casa. De la cocina sale el menor de los hermanos, muy parecido a César, Karolina me presenta al tímido Edgar. Ella los adora, se siente la mayor de ambos, a pesar de que con Sesé sólo hay diferencia de meses. César tiene 24, en setiembre cumple 25. “Hemos descubierto todo a la par… yo soy re renegona y súper exigente con él, César es mucho más noble y dócil, es mi partner, juntos hemos descubierto todo, sobre todo la música”. 

Edgar,  por ser el menor, fue víctima de las bromas de los mayores. “Edgar cuando era chiquito le tenía miedo a una muñeca que yo tenía, así como esas Alicias, y era horrible pues. Esa muñeca yo la había hecho una basura, tenía la mitad de cuerpo, alucina. Entonces, una vez estábamos cerca del ropero,  pusimos la muñeca dentro, con César. Es que Edgar nos fastidiaba mucho, estábamos viendo tele y él se ponía al frente y no nos dejaba ver- Karolina se ríe con esos dientes derechitos, enmarcados por sus labios gruesos y bonitos-. Para mi mamá era su hijito, manyas, entonces nadie le podía hacer nada… Hasta ahora le decimos “mamá,él es tu engreído”. Metimos la muñeca dentro y le dijimos “Edgar, por favor, saca esa cosa que está en el ropero”. Él tenía 5 años. Abrió y plaj le cayó la muñeca en la cara, pobrecito”
Karolina tuvo una linda infancia, y ahora que es mujer, recuerda su niñez con amor. Su primaria la llevó en un colegio mixto de Comas, donde había un máximo de 9 alumnos por salón. Su mejor amiga vive cerca de su casa, está casada y tiene un hijo. Para la cantante que corea pregones negros, convertirse en madre está por ahora lejos de sus planes. “Yo tengo 26 y no tengo ni siquiera planes de tener un hijo,  tengo muchas ganas de seguir con mi carrera, con mi música. Pero si quiero ser madre y mis hijos van a estudiar música, aunque nunca se sabe…que hagan lo que quieran, pero que sean felices”

La mamá de la cantante se casó a los 22 años y tuvo a Karolina a los 23. Era estudiante de educación y ama de casa con dos hijos, al mismo tiempo. Aún así terminó su carrera, es por eso que apoya a su hija en la decisión de postergar los planes de formar una familia. “A mi mamá le gusta eso, (la idea de esperar para los hijos) es un doble esfuerzo, no está mal; por qué no evitarte ese doble sacrificio. Tengo que tener las armas para no depender de nadie (se refiere a sus estudios universitarios) que esa es la idea”.
Su madre es una negra joven, exuberante y conservada; sus fotos adornan toda la casa como si fueran cuadros colgados en una iglesia.  La señora Navarro es Barranquina y su esposo, el señor Carbajal, un negro neto de la Victoria. Sin embargo,  desde que se casaron se mandaron a vivir a Comas, querían un lugar apartado de la ciudad y el caos.


Siempre ha visto trabajar juntos a sus padres, son una pareja que se apoya y que siempre han fomentado el arte, los valores, el esfuerzo y los estudios en sus hijos. El señor Carbajal, trabaja hace 30 años en una empresa, es tan responsable que evita faltar así esté enfermo. “Yo le digo, papá quédate. Acaso te van a botar, ¿qué, sin ti la empresa no funciona?” - Karolina ríe. Su padre, quien le lleva casi diez años a su esposa, siempre inculcó en su primogénita el valor de compartir. Ella no se acuerda de esta escena, pero así se lo contó su mamá: “dice que cuando yo era chiquita como era la única mujer, yo era solita. Mi mamá estaba embarazada de César. Mi papá me traía esas manzanas grandotas y mi mamá me la daba toda y mi papá le decía que no, no se la des toda, dámela. Y la partía por la mitad y me daba la mitad... Ella tiene que aprender a compartir. Va a tener su hermanito, mañana, más tarde, va a compartir”. 



La sangre de la rapera es una mixtura de la del cholo, la del negro y la sangre de los ancestros chilenos de sus abuelos. Sin embargo, su conexión con África es lo que da cuerpo y hace más densa  a su sangre: “Yo en realidad hablo sobre la comunidad afro porque es lo que me toca, es lo que soy. Y de hecho que me pongo en el pellejo de otros jóvenes afro que desconocen de dónde vienen, de dónde proceden; y lo bonito y lo orgulloso que debemos de estar de ser afro”.

Karolinativa es su nombre artístico, así la googlean y así encuentran su música en youtube y myspace. Realmente hace honor a lo nativo de su tipo, su pelo asemeja una selva de helechos prietos que combinan con el color tierra fértil que da vida a sus pómulos angulares. Sus rizos azabaches y brillantes caen sobre su cara, tapando sus lentes, mientras me dice: “Si yo fácil a los 15 o 14 años,cuando las niñas y chicas estamos con toda la locura de querer seguir estereotipos europeos, de estar laceas y de ser flaquísimas. Pucha, me hubiera llegado alguna música más consecuente y que me haya ayudado, hubiera sido de repente otra la historia no? La idea es si no llegas a muchos,  entonces empezar a pegarla;  si no están los espacios, empezar a crearlos; si no hay financiamiento, entonces autogestionarse… si no accionan, accionar”

Llega la persona que me acompañó y trae consigo el pedido de la cantante: yogurt con bolitas de chocolate. Ella no siempre fue una mujer de huesos y fibra, de niña era gordita luego la adolescencia llegó y se llevó la grasa. Se considera poco enfermiza, pero me cuenta que sufre de alergias, era la oportunidad perfecta para decirle que yo también y podíamos apagar el incienso. Karolina sigue hablando y mientras abre la cajita de bolitas de chocolate y las va echando al yorgurt, confiesa que es alérgica al chocolate. Nuevamente ríe.
Esa sonrisa es la protagonista de su última canción: Tú me das amor, está dedicada a la gente que quiere; y definitivamente le dedica sus ganas de reír a un hombre en especial. Así se siente Karolina Carbajal Navarro hoy. Que nada nos reprima el amor es lo que prima, dice la letra y eso proyecta.
Al terminar el encuentro, sólo me queda una duda. Por qué hace Rap si su vida es linda. No es una traición a la rebeldía característica del rap, no todo el cambio surge de grupos oprimidos. El cambio puede nacer a partir de personas que están descontentas con el manejo social y los mensajes que consumimos. Revelarse no es salir a las calles a destruir, revelarse es hacer un cambio construyendo. En sus palabras:

“La idea es apoyar, activar estar ahí. Crear cambio”.  Ella no siente que le esté sacando la vuelta al origen urbe del rap. Y mi dice: “Yo no te puedo hablar de calle, cuando yo no vivo en la calle, yo no te puedo hablar de que maté a alguien, si yo no lo maté. Cada quién tienen su propia temática y yo respeto los puntos de vista de cada uno. Alguna vez escuché un comentario, y mi mamá me dijo que no me haga roche, hay público para cada persona y yo no soy billete de cien dólares, a los que les gusta, chévere; si no, bacán”.
A Karolina le afecta mucho la injusticia y sobre todo la discriminación porque la ha vivido. Considera que es algo con lo que todos tenemos que luchar, mucho más allá del escepticismo de la gente que cree que no se puede cambiar nada haciendo un tema. Si una persona logra cambiar alguna actitud, entonces ya hay un cambio. “De repente mis hijos van a vivir en un mundo mejor”.
“Lo rebelde no está en la Revolución, es una idea que la gente tiene. Cree que Revolución está unida al terrorismo. Yo hago revolución todos los días yéndome a la universidad a estudiar, viviendo en Comas y yéndome hasta la Victoria y tomando no sé cuántos carros para llegar. Eso es hacer revolución. Estás haciendo un  cambio no solamente para ti, si no para la sociedad. Ése es un tipo de revolución”. Así lo dijo Karolina Carbajal Navarro claro y contundente, como cuando iniciamos la conversación.  El incienso ya se consumió, me despidió con un fuerte abrazo y se quedó sentada, manipulando el nuevo juguete de su papá.

Agradecimientos:Karolina Carbajal Navarro, quien está preparando su segundo disco y a las marcas que la apoyan como staila, amapolay, casa under, onerbrand y Royal Africans. A Piero Miovich Bedregal por ser el primero en leerlo y por proponer correcciones.

domingo, 17 de junio de 2012

pendejadas de GÉNERO



Cada vez que terminas una historia con esa persona, en el proceso de ruptura descubres un mundo nuevo, y te descubres un poquito a ti ¿no?


Salía con este chico alto, moreno, ojos caramelo, cejas pobladas y oscuras, labios gruesos y un abultado y duro culito. Un mate de risa, alaracoso, desinhibido, romántico, gracioso, puntual, demasiado preocupado para mi gusto, pero noble y bueno y con un lindo trasero. Cuando podía me compraba una rosa, cuando podía me dedicaba una canción, se levantaba y tenía un buenos días y su último buenas noches era para mí y además tenía un buen culito.


Un día cumplíamos con la rutina de salir a pasear sin hablar de nada importante, sin visitar ningún lugar, sin tener plata, sin tener horario, porque la noche de la nada se convertía en día. Mientras caminaba buscaba la manera de ver menear sus carnes, nunca había tenido un poto tan redondo cerca mío y no sabía hasta ahora el tremendo gusto que le tengo al potasio masculino. Caminábamos cuando corrió un viento frío y me abrazó, aunque el frío no ameritaba ese abrazo. Me cargó, me hizo cosquillas y me empecé a reír, él también y los dos caímos en ese descontrol alegre de alaridos y carcajadas. Cuando descendía del climax de risas sin querer mis manos también caían como dormidas deslizándose por su espalda ancha, hasta que sentí esa tremenda curva perfectamente formada que culmina en dos moldes circulares y contundentes,  ya mis manos estaban ahí sin pensarlo, entonces le di una palmadita y luego (no puedo explicar que me sucedió) le apreté una nalga




Me puse roja y me empecé a reír, no podía creer que le estaba agarrando EL POTO, le estaba apretando un cachete y cómo me gustaba.
El también se rió y me dijo: "ahora me toca a mí".

-JUUUUUUUUUUUUUUAT!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! ¿Tú estás loco? ¿cómo te atreves a decirme que me quieres agarrar el poto?

-Pero ¿tú no lo has hecho?

-MMM... (tamare, me cagó) SÍ, PERO YO SOY MUJER. 
Llegué a mi casa con mi poto intacto. Antes de dormir, lo pensé bien y no debí haberle agarrado el culo, pero porqué lo hice. Es que asumí que a ningún hombre tiene que incomodarle que una chica que le gusta lo toque, que más quiere. Y descubrí que ese ejemplo es UNA PENDEJADA DE GÉNERO, donde simplemente respondes "porque soy mujer" o "porque soy hombre" y es suficiente para que el otro lo entienda, no es necesario añadir más.



Por ejemplo en la mujeres.
 alguien: ¿por qué te demoras? 
chica: Por que soy mujer. 
Esto nos da la licencia de quedarnos mucho más horas en la casa de alguna amiga a la que visitas.
- ¿Y por qué te quedaste hasta tan tarde?
- Me quedé conversando.
-¿Tanto?
-Soy MUJER. 
-¿Y por qué te quedaste hasta tan tarde?
- Me quedé conversando.
-¿Tanto?
-Soy HOMBRE.
Ningún hombre tiene una licencia social para conversar tanto como lo hacemos nosotras y así sea cierto, dudarás, qué tanto van a hablar si LOS HOMBRES NO CONVERSAN ENTRE ELLOS. Coordinan, se joden, quedan cosas concretas y ya está!


Otra pendejada de géneros es el "fenómeno del obrero", ¿qué es esto? digamos que estás en un grupo mixto y hay que cargar cosas, mover o ensuciarse. Las chicas amparándose en la pendejada de género dirán:


- ¿Y dónde están los chicos fuertes?

y así exista en el grupo una chica que mida 1.70 y practique rugby femenino y también en el grupo haya un chico de 1.60 y no haga nada por la vida. El hombre lo va a cargar.
Esto de las pendejadas de género es útil por los dos lados. Primero para las mujeres asumir una posición más cómoda al cargar almohaditas o botellas de plástico y no lo haces, amparada en que no tienes tanta fuerza, pero al mismo tiempo es funcional para los hombres, porque afirman que son más fuertes que nosotras y TODOS FELICES.


La constante reivindicación masculina de fuerza y poder muchas veces les juega en contra y nosotras lo sabemos, pero lo aceptamos haciéndonos las ciegas.


Una mujer se besa con otra y eso no la convierte en lesbiana
Un hombre se besa con otro y será estigmatizado como un cabro de por vida. Y está mal, todos tenemos derecho a probar y decidir.
Una mujer se pone falda, pantalón, terno, rosado, azul,  mini, short o lo que sea y sigue siendo mujer, si usa muchas cosas apretadas será vista como "fácil" pero las que usan ropa de fáciles usualmente no les importa ser etiquetadas como tal.


Un hombre usa falda y es una loca.




Existen pendejadas masculinas que no voy a tocar porque todos las sabemos, como que ellos manejen el carro porque lo hacen mejor que las mujeres o que puedan salir hasta más tarde o tomar más porque son hombres y etc.


Hablaré de una pendejada femenina que me parece repudiable y es el mal uso de LA MATERNIDAD. Quitándole todo el lado sublime de esta experiencia, debo protestar en nombre del género masculino.
No es posible que muchas mujeres manipulen con SUS HIJOS a los padres. Lamentablemente la ley defiende a la mujer, por el hecho de ser la madre y esto incluye privar de visitas al papá. Es un típico ejemplo de género. Alguien preguntará ¿por qué se queda con el hijo? ah, obvio porque es mujer y es la madre. Disculpame Estado y gente que hace las leyes, pero los hijos no son propiedad solo de la madre y es verdad: existen hombres irresponsables, sacavuelteros, borrachos, severos e inmaduros.
 Pero también hay muchos padres que por capricho de la mujer son negados de ver a sus hijos y no tienen el derecho de acercarse y darles amor, educación y una imagen paternal necesaria que ellos están dispuestos a dar.
Sólo porque una mujer que ha parido a su hijo, no le perdona una infidelidad a su pareja (hecho que está mal, pero que le compete solo a la pareja, el hijo no debería asumir el error de los dos), ella ya no lo quiere ver más por que algún amor del pasado regresó a su vida (y sí hay mujeres así), se lleva mal con la suegra y pretextos tontos que muchas veces son solo por conseguir dinero. Como vuelvo y repito, no son todas las mujeres, no son todos los hombres. 

PERO ESTA PENDEJADA DE GÉNERO EXISTE Y NO LE HACE FAVOR A NADIE






domingo, 18 de marzo de 2012

Tamaño. tamañito. TAMAÑAZO

A todos les voy a pedir que sean sinceros con ustedes cuando lean esta entrada, no lo leas con tu flaco al lado se puede poner muy inseguro. Esto es para leerlo a solas y cuestionarse, tampoco es un tema ASU QUÉ SERIEDAD.

Típico de las relaciones locas y apasionadas cuando pelean a los 3, 4, 5, 6 o más meses de estar y terminan de mentirita por cualquier, ¿cómo le decimos? HUEVADA, y como no se pueden despedir con un simple: "chau, fue un gusto estar contigo, espero que todo te vaya bien en la vida" tienen que decirse cosas feas antes de colgar el medio por donde estén hablando o irse (si la discusión es en persona). 

Pues esto le pasó a una amiga. Están diciéndose la vela verde y en eso él le dice algo que a ella le duele a lo que mi amiga responde:  "IGUAL QUÉ ME IMPORTA SI TÚ LA TENÍAS CHIQUITA". Yo estaba cocinando, justo con el cuchillo en la mano: 
-noooooooooooooooooo ¿mujer, cómo vas a decir eso? - le dije. 
-¿qué está mal? -me dijo ella. 
-Claro - rotundamente dicho. -Pero de qué tamaño la tenía en centímetros - le respondí.

Y como no pude con la curiosidad le di el cuchillo para que me muestre el tamaño porque ella no lo había sacado legalmente. Me mostró y creo que no le mintió cuando le dijo lo que le dijo. 

- Él se quedó callado y luego me dijo: " y tú eres plana"- seguía contándome ella.
- Qué importa, porque tienes CONCHITA -le dije.


FIN DE LA CONVERSACIÓN, después hablamos de otras cosas. Voy a analizar esta conversación y prometo que tendrá un happy end, aunque al comienzo duela. Punto número uno, en realidad el único y más importante: mi amiga NO ES PLANA tiene lo justo y necesario. Bueno en el caso de que lo fuera, eso no importa. 

Definitivamente el poto y las tetas son un estimulador visual, sí. Pero existe tres clases de sexo:  el oral, vaginal y anal. 
Y todas las mujeres tenemos boca, vagina y ano. Inevitablemente para consumar el acto de cualquiera de estos sexos se necesita de un pene, aunque también se usan los dedos y la lengua u otras cosas se si ponen creativos y para nosotras esto igual nos da placer, a veces incluso más que el pene. Sin embargo, para que los hombres sientan placer NECESITAN DE SU PENE, es imposible que lleguen al orgasmo con su dedo o su lengua. Así que es verdad que el tamaño importa, para ellos y para nosotras. 

Cuando una mujer dice: "Yo la prefiero chiquita pero juguetona" ES PORQUE NUNCA HA TENIDO UNA EXPERIENCIA CON UNA CHIQUITA, seguro ni las ha visto, maldita suertuda.  Y si un hombre lo dice, pues YA SE VENDIÓ, aunque cabe la esperanza de que se mueva bien.


Según mi encuesta referencial a boca de urna acerca del tamaño del pene(no precisamente porque la medición se haya hecho con la boca , aunque quién sabe)  las respuestas son que lo normal está entre los 13 y 17cm, más de 20cm es un monstruo y menos de 10 cm es chizito. Por lo que podemos decir que el miembro del hombre se podría describir en dos géneros para graficar la situación o es UN PENE o es UNA PENA. 




Este es el ranking de penes a nivel mundial, un promedio en centímetros. Como ven Perú no aparece, yo supongo que tendremos alguna similitud con México, Venezuela y Colombia. Después de ver esto, algunos hombres se darán cuenta por qué para las mujeres son tan importantes los detalles. Si tu pene no puede hacer méritos por ti, tú hazlos por tu pene. 


La buena noticias es la siguiente: según una encuesta sólo el 40% de las mujeres peruanas sienten placer por medio de la penetración. Eso quiere decir que más de la mitad de mujeres sexualmente activas prefieren otro tipo de estímulos y es cierto.  

EL CLÍTORIS es el pene de las mujeres ya que tiene más terminaciones nerviosas que la propia vagina, no se olviden de los pezones y otras partes del cuerpo como el cuello, la espalda y no sé cada chica tiene sus zonas. 
En realidad los penes pequeños son difíciles de manejar porque no se pueden practicar muchas poses ya que se corre el riesgo de que a la menor movidita se salga, entonces te desconcentras, pierdes líbido y otra vez a darle.
Ahora, si el chico ya encontró sus poses ganadoras hay esperanzas.

Por otro lado un pene grande, tipo actor porno tampoco es que asegure el mejor sexo de tu vida, en sí el tremendo pene puede dar la sensación de mejor sexo primero porque  hay más posibilidades de que choque con el punto G y segundo debido a la entrada y salida continua que hay en la vagina los labios menores se muevan e indirectamente estimulen el clítoris Y VOLVEMOS AL CLÍTORIS, es IMPORTANTE TOMARLO EN CUENTA así casi ni se vea. 


Kamasutra von Jakob Kelmer
En conclusión el tamaño importa si no lo quieres, si es solo sexo SÍ, ya cuando lo quieres pues qué puedes hacer estás templada y hay que aceptar al hombre que te hace feliz con todo (tampoco es un defecto ni una discapaciadad), al igual que los chicos tienen que aceptar a algunas brujas. 


Y si la tiene chiquita puede podarse un poco la zona pélvica para crear el efecto visual de que es más grande o dejar de tomar miles de cervezas para que bajen la pipa. Si no les da la reverenda gana de hacerlo y quieren una segunda salida, entonces en la primera: no sean pedantes, tengan una buena conversación y hágannos reír, eso da varios puntos, se se ríe de verdad (no fingida con cara de asco) fácil la haces EN SERIO! Variaaaaaaaas chicas lo hacen con patas que les cayeron bien nomás. 
Así que nada está perdido, a disfrutar del SEXO CON PROTECCIÓN y si es con harto LOVE, MEJOR.





*Para las que no han visto variedad, un vídeo que explica mejor la importancia y la obsesión que tienen los hombres con sus penes.

Sigue a HEMBRA LAND por tu correo